El día comenzó con el Rosario de la Aurora, a las 6.30 de la mañana, numerosos fieles participaron en los aledaños al templo de Santiago.
Ya a las 8.30 horas, la Virgen de las Cruces salió a la Plaza de España a hombros de un grupo de mujeres.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La multitud acompañó a Nuestra Señora de las Cruces por las calles de Don Benito.
En la salida de las Cruces, como es tradición, la Asociación de San Isidro despidió a la Virgen. Desde la Hermandad se le dedicó una levantá de la Virgen de las Cruces a don Francisco Javier Sánchez Gallego, miembro de nuestra Junta Rectora, así como Presidente de la Asociación, fallecido este año.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Una fina lluvia hizo acto de presencia en el Santo Jabero, obligando a poner el traje de agua a la Imagen de Nuestra Señora. Pero fue para unos pocos minutos, pues el día mejoró y permitió que los fieles arropasen con cantos e himnos todo el recorrido hasta la Ermita.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ya en el Santuario, nuestro obispo Monseñor José Luis Retana Gozalo presidió la eucaristía que de nuevo acompañó la lluvia.
Tras ello, la procesión alrededor de la ermita de la Virgen de las Cruces y su entrada al Santuario daba fin a dos semanas de fiestas y cultos en su honor.
Comenzó entonces una jornada de convivencia en el entorno de la ermita, donde las “horteras” con viandas, bebidas y termos fueron los protagonistas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

📸 Rubén Gordo Capilla y Alberto Banda